Atención: Los pedidos los atendemos por teléfono, gracias.

Ahorrar costes de energía con cada proceso de carga

Aproximadamente 120 vehículos industriales eléctricos se encargan de lograr un flujo de materiales eficiente y productivo en las plantas de producción de Schiltach y Offenburg. Las carretillas elevadoras, las baterías y la tecnología de carga forman parte de un paquete de leasing de Schöler Fördertechnik, distribuidor autorizado Linde. Para que la carga de las baterías de accionamiento sea lo más eficiente posible en términos energéticos, esta empresa confía en los equipos Selectiva del especialista austriaco Fronius. Gracias al inteligente proceso de carga Ri y a las diferentes curvas características, Hansgrohe es capaz de cargar cualquier batería según las necesidades de cada momento, obteniendo grandes ahorros en cuanto a costes de funcionamiento.

En términos de logística, un factor competitivo en una empresa es la eficiencia de la tecnología utilizada. Las mercancías deben transportarse de la forma más rentable, económica y rápida, de un punto A a un punto B. Solo así, la empresa podrá cumplir las fechas de entrega y enviar sus productos lo más rápido posible. La atención se centra cada vez más en el consumo de energía de los procesos logísticos, por ejemplo, para el funcionamiento de vehículos industriales eléctricos. Reducir el consumo de corriente de los vehículos no solo ayuda a proteger el medio ambiente, sino que también aporta claras ventajas económicas. Esta fue la experiencia del especialista alemán en grifería y rociadores Hansgrohe SE, cuando en 2015 se dispuso a analizar en profundidad su flota de carretillas elevadoras junto con la correspondiente infraestructura.

La gama de productos de Hansgrohe Group es muy variada e incluye desde rociadores, grifería de baño, bañeras y duchas hasta accesorios de baño, o fregaderos de cocina. Con las marcas Hansgrohe y Axor, este grupo comercializa más de 1.400 artículos para el sector de baños y cocinas. Además, este proveedor ofrece mucho más que productos en serie. El proceso de fabricación incorporado permite a Hansgrohe personalizar la fabricación de forma única, bajo demanda. Es por ello que esta empresa, a lo largo de sus más de 100 años de historia, ha conseguido hacerse un nombre no solo en términos de calidad, sino también en los campos de innovación y diseño. En la actualidad, Hansgrohe Group es, con 34 sociedades y 21 oficinas comerciales, uno de los referentes mundiales del sector sanitario. Durante el ejercicio de 2016 ha sido proveedor de grifería y rociadores en más de 140 países, consiguiendo un volumen de ventas de 1.029 millones de euros. La empresa da empleo en todo el mundo a unas 4.800 personas de las que aproximadamente el 60% trabaja en Alemania. La sede principal de la empresa desde su fundación en 1901 está en la localidad de Schiltach, en la Selva Negra. Además de en Alemania, tiene plantas de producción en Francia, China y EE. UU.

Los flujos de materiales rápidos permiten incrementar la eficiencia

A fin de diseñar unos procesos de intralogística lo más rápidos y eficientes posible, Hansgrohe recurre a vehículos industriales eléctricos en sus plantas de producción situadas en los municipios alemanes de Schiltach y Offenburg. Aproximadamente 120 carretillas elevadoras se encargan de transportar las mercancías dentro de las naves de producción hasta su lugar de destino. Este proceso se realiza de forma especialmente silenciosa y sin emitir gases residuales dañinos para el medio ambiente. Algunos de los vehículos están equipados con baterías de cambio. “En el año 2015 nos decidimos a modernizar la tecnología de carga de nuestros vehículos industriales”, explica Johannes Kopf, director de proyecto para la planificación de las inversiones de Hansgrohe SE. “Para nosotros era primordial conseguir más espacio en las naves y reducir, a su vez, el consumo de energía durante la carga. Todo ello sin perder de vista las especificaciones legales”. Con el fin de obtener más espacio en la logística de almacén, la entrada y la salida de mercancías, y en la producción, se debían reducir de siete a cuatro las estaciones de carga. Otro factor decisivo era la disponibilidad de la flota: “Nosotros trabajamos en dos o tres turnos, por lo que las carretillas elevadoras deben estar disponibles prácticamente en cualquier momento”, explica Kopf.

Sintonía perfecta: carretilla elevadora, batería y cargador

Los vehículos industriales de Hansgrohe forman parte de un paquete de leasing distribuido por la empresaSchöler Fördertechnik AG. Este socio contractual de Linde lleva más de 50 años de éxito en el sector y ofrece a sus clientes una oferta integral de servicios, así como amplia experiencia en técnica de transporte y alquiler de carretillas elevadoras: “Hemos analizado en detalle e in situ los requisitos de Hansgrohe para recomendar finalmente un paquete de leasing que consta de carretilla elevadora, batería y cargador”, explica Thomas Blechschmidt, director comercial para tecnología de almacenes. “Esta solución integral incluye además un paquete de servicio completo, es decir, Hansgrohe no solo se beneficia de una tecnología eficiente, sino que también tiene a disposición una persona de contacto que le ayuda en todo lo relacionado con la flota”. El plazo de vigencia de este leasing es de 60 meses. La mayor parte de las carretillas elevadoras son de la marca Linde y las baterías de Hoppecke.

“Los cargadores de batería que utilizábamos hasta ahora consumían más”, recuerda Kopf. Esto se debe a que, en el caso de los procesos de carga convencionales, gran parte de la energía se transforma en calor y se pierde sin poder aprovecharla. Por lo tanto, se consume mucha energía y se reduce el rendimiento. Además, la batería puede dañarse y reducir claramente su capacidad y vida útil. “Han sido principalmente los elevados costes lo que nos han impulsado a modernizar la tecnología de carga”. En su búsqueda de soluciones apropiadas, los responsables dieron rápidamente con Fronius, especialista austriaco en tecnología de carga de baterías. “Para nosotros era muy importante ofrecer a nuestro cliente una tecnología de carga fiable y energéticamente eficiente que cumpliera con sus exigencias”, explica Blechschmidt. El paquete integral también ha convencido a Hansgrohe.

Un proceso de carga especial para proteger la batería

Antes de ponerse manos a la obra con el proyecto, Fronius ha calculado el consumo actual sirviéndose delcalculador de costes derivados I-SPoT Calculator y ha presentado los posibles potenciales de ahorro.“Los especialistas de Fronius llegaron a la conclusión de que podríamos reducir los costes energéticos en un 25%, utilizando una tecnología de carga adecuada, que ha sido precisamente el argumento que nos ha convencido”, Kopf, el director de proyecto. Fronius entregó los primeros equipos Selectiva con los rangos de potencia de 3 kW y 8 kW en otoño de 2015. Para la carga de baterías de accionamiento estos cargadores disponen de la tecnología Active Inverter y del proceso de carga Ri, dos de los procedimientos más innovadores del mercado. “Lo especial es que el proceso de carga no sigue ninguna curva característica fija, sino que se adapta perfectamente a la antigüedad, la temperatura y el estado de la batería”, explica Martin Obereigner, responsable comercial de Fronius. “Nuestra tecnología permite minimizar la sobrecarga que en otros procedimientos es causa de altas pérdidas de energía, y nos permite obtener una carga especialmente suave y eficiente desde el punto de vista energético. Como consecuencia, se reduce el consumo de energía y, a la vez, aumentan la vida útil y el rendimiento de las baterías”.

Manejo sencillo y máxima eficiencia energética

Entre otros aspectos, también nos han convencido el sencillo manejo y el diseño compacto y ligero de los cargadores: “Nuestro personal puede enchufar y desenchufar las baterías de forma muy sencilla. Gracias al funcionamiento automático de arranque/parada, todo lo demás funciona prácticamente solo. Además, la banda de LED integrada en el equipo indica si la batería conectada está plenamente cargada o si se ha enfriado”, describe Frank Weber, responsable del equipo para recepción de mercancía y transporte interno. “Todo esto nos ayuda a diseñar el grado de utilización de las carretillas elevadoras y las baterías de forma mucho más uniforme que antes”, afirma Weber. Además, los cargadores Selectiva disponen de interfaces USB que permiten copiar todos los ajustes, como, por ejemplo, las curvas características, en otros equipos. También es posible consultar las estadísticas de los ciclos de carga anteriores para su análisis.

No obstante, la tecnología de carga de Fronius no solo se centra en las naves, sino también en la parte exterior: “Hemos instalado un cargador Selectiva de 8 kW en el exterior, que se caracteriza por su caja de carga especial”, explica Obereigner. El robusto diseño en aluminio está certificado según la clase deprotección IP54 y blinda completamente el sensible sistema electrónico contra el polvo y las posibles proyecciones de agua. Su equipamiento incluye además un filtro de polvo y una gran ventana de visualización. “Gracias a la caja de protección, el cargador conserva su capacidad de funcionamiento plena a la intemperie y está listo para el uso en cualquier momento, incluso en caso de humedad o grandes diferencias de temperatura”, afirma Obereigner.

Un consumo de energía un 25% inferior y un mayor espacio disponible

“Desde que utilizamos los cargadores de Fronius, han funcionado sin error y sin ningún tipo de daño. Aún no hemos tenido que cambiar ninguna de las baterías”, comenta satisfecho Weber, el responsable del equipo. También han conseguido mejorar la disponibilidad de la flota. A pesar del pequeño incremento en la cuota de leasing, el cambio a los equipos Selectiva ha merecido la pena: “Realmente hemos conseguido ahorrar en el consumo de energía, exactamente en un 25%, cifra que nos confirmaron los técnicos de Fronius al comenzar el proyecto. Por lo tanto, ya en la primera semana conseguimos amortizar los costes adicionales mensuales. El resto del mes ahorramos también con cada proceso de carga”, explica Kopf. El director comercial de Schöler Blechschmidt se muestra entusiasmado: “El suave proceso de carga ahorra costes energéticos a Hansgrohe y conserva la capacidad de las baterías durante un tiempo claramente más largo, reduciendo los trabajos de servicio técnico y reparación, por lo que podemos seguir utilizando las baterías incluso después de los 60 meses. Se trata de una situación que beneficia a ambas partes, tanto a Hansgrohe como a nosotros como distribuidor”. La nueva tecnología convence también en términos de aprovechamiento del espacio: los cargadores, con sus compactas dimensiones, necesitan claramente menos espacio que las soluciones utilizadas hasta la fecha. “De esta manera, ahora hay más espacio para los vehículos industriales y hemos conseguido reducir el número de estaciones de carga de siete a cuatro”, explica Kopf: “Los cargadores funcionan a la perfección y nos aportan numerosas ventajas. La colaboración con Fronius ha funcionado de maravilla desde la planificación hasta el montaje”.

Fuente: interempresas.net

0 Comentarios


Escribir comentarios

Comenta lo que quieras sobre esta noticia.

Deja un comentario

© 2014 Euro-elevación Catalunya, S.L. - IndianWebs